Las órdenes militares del Temple, Hospital y Montesa en el antiguo reino de Valencia

   Reconstrucción castillo de MontesaMontesa-www.lasaria.com

Algunas de las rutas más sugerentes de Lasaria Turismo discurren por dominios de las órdenes militares, como Montesa, Peníscola, Sant Mateu, Santa Magdalena de Polpís y otras; pero ¿quiénes eran éstas y porqué arrastran ese halo de misterio?

   Su nombre de ‘orden’ viene por ser en realidad congregaciones monásticas, pero con funciones militares. Así, eran monjes guerreros cuya función era defender la religión cristiana con uso de la fuerza militar. Eran un ejército profesional, dedicado sólo a esta función y muy motivado por motivos de fe. Siendo monjes, no tenían familia ni pertenencias y por tanto dedicaban todo su tiempo a esta función, convirtiéndose en un auténtico ejército de élite, temido y requerido por los grandes poderes cuando era necesaria su fuerza de choque.

   Su origen está en las Cruzadas, un reflejo de la idea de guerra santa difundida en el Islam, con el ideal de recuperar los santos lugares y sobretodo la mítica Jerusalén para el cristianismo. Cuando finalmente llegan allí, se encuentran con los restos del templo de Salomón, el edificio más sagrado del mundo cuyos planos entregó el mismo Dios. Sobre el, la mezquita de la Cúpula de la Roca, que confunden con el antiguo templo y que por ello imitan por toda Europa en iglesias circulares. Los caballeros cruzados que allí llegan se sienten en una misión sagrada y deciden establecerse permanentemente como defensores del templo, así surgen los Templarios en el año 1118.

   Por su parte, la conquista abre una nueva vía de peregrinaje desde Europa, la más santa, que visita los lugares de Cristo. Miles de personas empiezan a llegar, y se hace necesario crear una infraestructura de albergues, hospitales y bases militares que defendieran los caminos. El principal puerto de llegada se establece en Akka, que los cristianos renombran como san Juan de Acre. Y se construye el hospital y albergue de san Juan, junto al Santo Sepulcro. Así se funda una nueva orden de defensores de los peregrinos, la orden de San Juan del Hospital en 1113. Así una y otra orden defienden tanto el viaje de los peregrinos, como los lugares de destino.

   Estas órdenes están altamente entrenadas y organizadas, y pronto se extienden por Europa, al servicio de las guerras de reyes y papas, siempre en la teórica defensa de la religión. Pero lo hacen a cambio de donaciones y tierras. Al ser requeridas constantemente, aumentan progresivamente su poder hasta convertirse en extremadamente ricas y poderosas. Su carácter hermético y el convertirse en un contrapoder rival de los tradicionales les crea desconfianzas por parte de estos poderes, que finalmente deciden su disolución. Declarados herejes, son eliminados con gran violencia.

   Sin embargo, siguen siendo útiles y en algunos lugares se intenta evitar su disolución, como en los reinos hispánicos aún en guerra directa con los musulmanes. No podían contravenir una orden papal, pero si podían esquivarla: crearían nuevas órdenes y nuevos nombres, para los viejos monjes guerreros.

   El nuevo reino valenciano utilizó profusamente de estas órdenes, ante las reticencias de algunos nobles a seguir al rey en sus campañas. Por ello se les dona las primeras tierras, casi todas las del norte, estableciendo bases en Peníscola, Sant Mateu y todo el Maestrazgo, ‘las tierras del Maestre’, a cambio de la ayuda en la conquista del gran objetivo, la ciudad de Valencia. Cuando esto se consigue, aún quedan las difíciles tierras del sur ‘dellá lo Xuquer’ que tras Jaume I deben continuar sus sucesores Pere II i Jaume II. Desaparecido el Temple en 1312, la necesidad hace que sólo se tarde 5 años en buscar una orden sustituta, así se funda en 1317 la Orden de Montesa, integrando a los mismos monjes del Temple (que se elimina) y del Hospital (que en Valencia se asimila). Para ello se establece en Montesa, puerta de entrada al reino desde el sur sarraceno y también desde la rival Castilla; los monjes defenderían nuestra frontera más vulnerable, la puerta al corazón del reino, justo el mismo camino que tomaron las tropas que en el 1707 acabarían con él.

   Montesa es la orden militar valenciana por excelencia. Construyen un magnífico castillo-monasterio, con materiales de gran calidad. También disponen del castillo de Peniscola y de un gran palacio en Sant Mateu donde tienen la mayoría de tierras y reside el Maestre. Y por supuesto casas en Valencia y la imponente iglesia de san Juan del Hospital.lasaria

   Por desgracia de aquel castillo sólo nos quedan restos, puesto que el terremoto con epicentro en la población lo asola a mediados del XVIII. Deciden trasladarse a la ciudad de Valencia, donde hacen la iglesia del Temple, un guiño al antiguo nombre de la orden original.

   Finalmente este mundo acaba con las desamortizaciones del XIX. Desaparecen los títulos, los cargos y las antiguas tradiciones. Sin embargo, mucha gente desconoce que estas órdenes siguen vigentes al menos de forma nominal, tanto la orden del Hospital que al ser de ámbito europeo sobrevivió con sede central primero en Rodas, luego en Malta y finalmente en el Vaticano, convertida en una ong asistencial internacional, y con una curiosa categoría internacional de ‘soberana’, equiparable a un país. Pero también sobrevive la orden de Montesa, la cual se convirtió en un título honorífico-nobiliario, el de caballero de Montesa. Hoy en día el Rey detenta el título de gran maestre, y cuenta con unos 50 miembros dedicados a la defensa de la fe. Hoy no tienen posesiones ni castillos, ni tiene un sentido monacal. Tampoco tiene un vínculo con la defensa de este territorio como tuvo, que hoy podría mantener defendiendo su dignidad. Pero al menos el nombre sobrevive y con ello el recuerdo de una gran historia pasada.

   Os ofrecemos una reconstrucción de la fachada del castillo tal como debió ser; más allá de una imagen, ojalá consigamos algún día recuperar nuestro pasado y con ello nuestra dignidad como pueblo..

https://www.lasaria.com/ruta/castillo-de-montesa/

https://www.lasaria.com/ruta/peniscola-y-el-castillo-del-papa-luna/

https://www.lasaria.com/ruta/la-sierra-dirta-y-el-castillo-templario-de-polpis/

https://www.lasaria.com/ruta/sant-mateu-y-la-fabrica-de-turron/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *