LA CAVA DE DON MIGUEL

Parece que ya ha llegado el frio. Los termómetros empiezan a marcar temperaturas bajo cero. La gente está pendiente de las aplicaciones del móvil. Por los grupos de whatssap nos llegan capturas de pantalla con las previsiones del tiempo. Como dicen en Juego de Tronos…. winter is coming! Pues hasta hace no mucho tiempo el “winter is coming” significaba que las primeras nevadas estaban al acecho y ellas marcaban el inicio de la temporada de una actividad tradicional muy común y arraigada en nuestras montañas: el comercio del hielo.

En este blog ya hemos hablado alguna vez del comercio del hielo y de algunos neveros como la Cava de Sant Blai (Bocairent). Como ya sabéis en algunas zonas como la Serra Mariola los noveros han tenido un gran protagonismo. Hay documentadas más de cuarenta y incluso han servido de contexto para alguna novela, como es el caso de Si ha nevat, de Paco Esteve i Beneito, al que este verano tuvimos la suerte de conocer y les explico a los niños y niñas de la “Escoleta d’Estiu d’Agres” la historia y el funcionamiento de los neveros.

Hoy os queremos hablar de uno de los neveros más monumentales y seguramente más desconocidos de la Serra Mariola, la Cava de Don Miguel situada a caballo entre Bocairent y Alfafara pero en término ya de esta pequeña localidad alicantina. Este nevero recibe el nombre de alguno de sus propietarios y forma parte de las llamadas “Caves de Xàtiva”, ya que fue la ciudad de Xàtiva (o mejor dicho San Felipe, que es como se la conocía en el siglo XVIII) la que mandó construir una serie de neveros a lo largo de la Serra Mariola para su propio abastecimiento.

Al ver su aspecto exterior tan monumental muchas veces se ha comentado que esto se debe para poder ser vista desde Xàtiva, pero lo cierto es que la realidad es un poco diferente. Si bien es cierto que los neveros suelen ser en su mayor parte pozos subterráneos, en este caso la dureza del terreno hizo que se dificultasen las tareas de excavación del suelo y construcción del nevero y se optase por elevar la construcción sobre el nivel del suelo. Se tuvo que construir un gran muro exterior, excepto en su parte NE por estar enclavado aquí en la montaña. Destacan los ocho gruesos contrafuertes sobre los que descana el peso del muro.

El interior del nevero es de planta circulary en la parte que se excavó directamente sobre la roca aún se pueden observar las perforaciones paara el barrenado con pólvora prensada. Una de las curiosidades de este nevero es que todavía se conservan los tres accesos a diferentes niveles que tendría el nevero. Por desgracia, no se conserva la cubierta pero se puede adivinar el inicio de una falsa bóveda hecha con lajas de piedra trabadas con mortero y sobre el fondo se ha depositado una gruesa capa de tierra y escombros procedentes de la cubierta, además de la aparición de vegetación.

Se trata de un nevero de grandes dimensiones, ya que posee un diámetro de 14,50 metros y una profundidad de 10,20 metros lo que proporciona una capacidad estimada de 1700 metros cúbicos. Se cree que su construcción sería en la primera mitad del siglo XVII, ya que los primeros documentos relativos a esta cava son del año 1632. Hay constancia de que el arriero de Bocairent Jerónimo Ferre Tormo salía de su pueblo a las 11 de la noche par cargar nieve en esta cava y llegar a Xàtiva al amanecer del día siguiente.

Si quieres conocer más detalles sobre este nevero o sobre la historia del comercio del hielo y el resto de neveros de la Serra Mariola puedes participar en las visitas guiadas que organizamos o concertar tu propia visita guiada para tu grupo o asociación. Con La Sària Turisme descubriras rincones de gran belleza como este!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *