EL CASTELL VELL DE LA MAGDALENA

Castelló de la Plana está viviendo sus fiestas más importantes: las Fiestas de la Magdalena y el domingo se celebró uno de los actos más importantes: la Romería de las Cañas, un acto que rememora la fundación de la ciudad de Castelló de la Plana. Nosotros estuvimos como miembros de la Asociación de Guías Oficiales de la Comunitat Valenciana realizando las visitas guiadas en el Castell Vell.

A lo largo de la mañana más de 1000 personas pasaron por el castillo para conocer uno de los lugares más importantes y con más simbolismo de la ciudad. Construido en el siglo XII por los almohades en la colina de la Magdalena, este castillo ocupa un lugar privilegiado a los pies del Desert de les Palmes y muy cerca del mar Mediterráneo. Desde el castillo se tiene un amplio control visual del territorio circundante y por este motivo ya fue poblado a finales de la Edad del Bronce y durante la Edad del Hierro, albergando un oppidum ibérico entre los siglos VI y aC. Con la llegada de los romanos este asentamiento quedaría abandonado durante 1000 años aproximadamente hasta la llegada de los musulmanes.

En el siglo XI se construyó un primer castillo pero como señalabamos al principio los restos que hoy podemos ver pertenecen al siglo XII. El castell vell presenta la típica estructura de castillo tripartito, un castillo dividido en tres recintos perfectamente rodeados de murallas y torres defensivas: el poblado o arrabal, la albacara y la alcazaba. El castillo tendría una función defensiva pero también una función administrativa, ya que se encargaba de administrar las alquerías que lo rodeaban recaudando el pago de tributos, unos tributos en especie que se almacenaban en los almacenes que se han encontrado adosados a los muros de la albacara y la alcazaba.

En el castell vell destaca la cantidad de aljibes que se han hallado. Los dos aljibes más importantes son los de la albacara, uno de ellos (el más grande) convertido en la Ermita de la Magdalena en el siglo XV por el Frare Barbut. En la ermita destaca la torre campanario, que se contruyó aprovechando una de las torres defensivas de la muralla.

El tercer domingo de cuaresma se celebrá la tradicional romería de las cañas para recordar que en 1251 Jaume I concedió a Ximén Pérez de Arenós el «Privilegio de Traslado» para que la población del Castell Vell se trasladase a la plana y fundar así una nueva ciudad: Castellón de la Plana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *